Katlu home

El perfect serve del gin tonic

gintonic

 

No hace tanto que para hacer un gin tonic se echaba en un vaso de tubo hielo, una rodaja de limón, ginebra y tónica, y ya está… Pero eso era la prehistoria, ahora conocemos un montón de marcas de ginebra premium, tónicas también premium y le añadimos ingredientes antes impensables. A lo mejor hasta nos estamos pasando un poco…Para elaborar un gin-tonic perfecto hay que seguir unas sencillas reglas, pero hay que seguirlas todas y hacerlo con mucho mimo:

 

  • Mejor en una copa balón: se aprecian mejor los aromas y si coges la copa por el tallo no calentarás la bebida.

  • Mantener los ingredientes lo más fríos que se pueda: cuanto más fríos estén menos se deshará el hielo y menos aguado quedará el gin-tonic. Un truco para conseguirlo es enfriar la copa de balón con hielo y después tirar ese hielo y poner otro para elaborar el gin-tonic; si no quieres tirar el hielo puedes “escurrirlo” usando un colador y añadir más.

  • Mantener el nivel de gas carbónico de la tónica: El carbónico es un potenciador del sabor que debemos mantener. Para conseguirlo lo mejor es usar siempre la tónica muy muy fría e ir sirviéndola muy suavemente sobre el hielo.

  • Respetar el carácter de la ginebra y la tónica seleccionadas: debemos matizar el gin-tonic, no “marearlo” con una aromatización exagerada. Además, hay que tener en cuenta el botánico de la ginebra para elegir la tónica y los complementos olfativos y gustativos que le vayan mejor ¡Queremos beber un gin-tonic, no comernos una ensalada de frutas! Menos es más…

  • Poner la cantidad justa de ginebra: otra vez la misma máxima, no por poner más ginebra la copa será mejor: si sirves más de la cuenta el sabor se estropeará (claro que si sirves de menos sólo sabrá a tónica). La medida estándar son 5 cl., pero para gustos los colores…

Ven a Bohemia y verás cómo lo hacemos…

Share: